Dificultades al Amamantar

 Es frecuente encontrarse con algunos problemas para amamantar antes de llegar a una Lactancia Placentera
No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.
No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.
   Sitios Amigos
 
 
 Siguenos en Facebook

Síguenos!

El amamantamiento por parte del bebé está condicionado fuertemente por el instinto y por los reflejos presentes en el recién nacido (mayor a 34 semanas de gestación)  Reflejo de Succión y Reflejo de Búsqueda. Estos reflejos lo ayudarán a que cuando se acerque al pecho materno tanto por el roce como por el olor el bebé tienda a abrir la boca buscando hasta que logre el acople y posteriormente succione en forma vigorosa.
Entendiendo esta primera fase como un "Proceso" comandado básicamente por instinto puro, tanto de la madre como del hijo, está sujeta a la inexperiencia de ambos, por lo que es frecuente encontrar dificultades en el acoplamiento del recién nacido por diversas causas que detallaremos a continuación en dos grupos, de detección inmediata ( primeros 3-5 días de vida) de detección tardía (después del 3 día  de vida)
 
DE DETECCIÓN INMEDIATA:
  • Grietas de pezón: Se producen cuando el bebé no logra acoplarse en forma correcta al pecho materno tomando sólo el pezón o una parte muy pequeña de la areola, lo que junto a la fricción de la mamada lastima la piel y puede llegar a romperla, siendo frecuente que las grietas se profundicen y sangren ocasionando otros problemas tanto para la madre como para el recién nacido.
 
Factores que predisponen a las Grietas:
- Inexperiencia de la madre y poca orientación acerca de técnicas correctas de amamantamiento.
- Creencia popular y difícil de erradicar, en que la "lactancia ES DOLOROSA", pensamiento absolutamente erróneo que sólo lleva a empeorar la situación y buscar ayuda en forma tardía.
- Cuidado inadecuado de la piel de los pezones, por mucho tiempo las mujeres se lavaban la zona cada vez que el bebé iba a ser amamantado, exponiendo a la piel a agentes irritantes y la misma abrasión del lavado ayuda a desgastar la piel o bien impidiendo que ésta cicatrice. En la actualidad no se recomienda el lavado de pezones, salvo en la ducha diaria, y esto se realiza sólo con agua, sin jabón y sin fricción. Además se recomienda el uso de cremas lubricantes del pezón como las de Lanolina que además ayudan a la cicatrización y es absolutamente inocua para el bebé por lo que no requiere ser removida. 
  • Poca Receptividad al pecho:  Cuando el bebé nace se encuentra en una fase de "alerta tranquila" es decir, está muy reactivo a los estímulos y receptivo al ambiente y contacto con la madre, esta fase suele durar entre 1 a 2 horas, por lo que el inicio de la lactancia en este período es clave. Posterior a esta etapa el recién nacido entra en una fase de sueño profundo, donde es más dificultoso el inicio de la lactancia. Cuando el bebé experimenta la lactancia en fase de sueño es poco receptivo al pecho, los reflejos de búsqueda y succión están disminuidos, cuesta la apertura de la boca por lo que es difícil lograr una succión eficiente, rítmica y vigorosa, causando mucha frustración y angustia en la madre.
Factores que dificultan la primera mamada:
- Intervalo prolongado de tiempo de separación entre la madre y el recién nacido post nacimiento.
- Postergación de la primera mamada en la fase de alerta, privilegiando visitas de familiares u otros procedimientos.
- Condición de salud materna que impida contacto inmediato con el recién nacido o del recién nacido hacia la madre.
- Ayuno prolongado , es frecuente que las madres tiendan a esperar que el recién nacido "tenga más hambre" para ser alimentado, y en la realidad sucede que en caso de los bebés el ayuno prolongado genera menos hambre, ya que los mantiene más aletargados y menos reactivos.
- Introducción precoz de algún otro sustituto alimentario como Suero Glucosado o Fórmula láctea, lo que mantiene al bebé en una situación de saciedad exagerada dejando poca cabida a la mamada al pecho.
 
DE DETECCIÓN TARDÍA:
  • Lento o Bajo incremento de Peso: Dentro de los primeros 3 días de nacido, el bebé baja de peso, alrededor del 7-10% de su peso de nacimiento, esto se debe a la pérdida del exceso de líquido que tienen en la piel (edema). Posterior a este período se espera que el bebé comience en una curva de ascenso ponderal, alrededor de 30 gr/día.  Generalmente es hallazgo del control de los 7 a 10 días que el bebé a manifestado un incremento deficitario de peso, causando mucha incertidumbre en las mamás acerca de la lactancia. La mayor parte de las veces este problema de lactancia se resuelve cambiando algunos hábitos en la rutina del binomio.
 
Factores que no contribuyen al incremento de peso:
- Ayuno prolongado (más de 3-4 horas) entre cada toma.
- Técnica de amamantamiento incorrecta.
- Tiempo de amamantamiento muy acotado.
- Ausencia de mamadas nocturnas.
- Poco estímulo del Rn al pecho, favoreciendo períodos de sueño.
- Escasa producción de leche.
- Recién nacidos de Pretérmino (menores a 34 semanas) o Pretérminos Tardíos (entre 35 a 37 semanas).
- Dolor para amamantar.
 
  • Producción de leche insuficiente: Este problema frecuente, tiene relación con la percepción materna de que el recién nacido queda insatisfecho posterior a la mamada, que los pechos se encuentran flácidos o no alcanzan a llenarse entre cada toma. Muchas de estas veces, esto es más bien una "Percepción" ya que el bebé manifiesta un buen incremento de peso, en los otros casos es necesario intervenir para revertir la situación.
Factores que contribuyen a la escasa producción de leche:
- Mamadas en función del reloj y no de la demanda del bebé.
- Tiempos de mamadas cortos
- Poco estímulo del bebé al pecho, impidiendo que la mamada sea efectiva.
- Poca estimulación de la mama durante la noche.
 
    Todos estos problemas para amamantar que mencionamos acá son absolutamente reversibles, en la suma de 2 factores claves: El deseo materno y la ayuda o guía correspondiente. Muchas  veces basta con la ayuda de otra mujer con experiencia de lactancia positiva capaz de traspasar esa experiencia a la nueva madre o bien buscar ayuda de expertos.
 
 
 
Comments